Un Vistazo Más Profundo a Vanessa Zamora.

Eduardo Lara

El Foro Indie Rocks! está vacío, sólo pocos cuerpos se mueven dentro del recinto, técnicos de audio, el staff de seguridad, el equipo de Vanessa Zamora y, evidentemente, Vanessa Zamora con su banda. Ensayan sus canciones y revisan que el audio esté funcionado como debe ser. Al fondo podemos ver el muro cubierto de una manta de papel plateado brillante y una luz neón que dibuja la figura principal del disco: un ojo. Es el cinco de octubre, y ese día fue el estreno del segundo disco de la cantante tijuanense: Tornaluna. Este segundo material suena muy lejano y distante del Hasta La Fantasía del 2014, su primer disco. Se quedó un poco atrás el folk-rock que caracterizaba a la cantante. Ahora tenemos ritmos disco, bajos potentes que te hacen mover la cadera, ritmos funk y un fuerte coqueteo con el R&B;.

La banda que acompañará a Vanessa Zamora es imponente. Pero la mayor fuerza viene de su tecladista. Esos teclados te hacen dar cuenta que los días donde ella era una cantante de bares pequeños y conciertos íntimos quedaron atrás. La canción "Dentro De Mí" es el ejemplo perfecto del cambio de un sonido de bar solitario al de un recinto lleno y del de una multitud bailando al ritmo de las teclas. O en "Puro Pasado" hay un teclado de fondo que sirve como base que hace que no quede ningún rincón sin sonido. En Tornaluna hay una fuerte ambición de convertiste en una artista de estadios y arenas. Y eso emociona.

Mientras su Fender está conectada y tocan su cover a Juan Gabriel, "Amor Eterno", su mamárecorre todo el Foro Indie Rocks! vacío mientras toma fotos. Acabando el sound check, Zamora se mueve a los camerinos y ahí encuentra al resto de su familia y a amigos de esta. Se toman fotos. Todos están emocionados por el concierto de hoy. Mientras tanto, fuera del Foro Indie Rocks!, se escuchan pasos y voces del público que va llegando y que se forma desde temprano para poder estar lo más cerca posible de Vanessa Zamora.

Finalmente las luces se apagan. La gente empieza a gritar, los fotógrafos entran, celulares se ven en el aire grabando, y Vanessa Zamora sale al escenario. Su set es una combinación bien balanceada entre sus éxitos del disco pasado con el nuevo, pero las canciones ya antes conocidas fueron re imaginadas de tal manera que tienen un sonido fresco. Hay teclados donde antes no los habían, hay distorsión donde antes había sólo un sonido limpio, hay, sin duda alguna, un crecimiento musical dentro de las pasadas canciones. Y dentro de ella también.

A la mitad del Tornaluna podemos escuchar un interludio que lleva por nombre "Buen Amigo". Y no es más que un ensayo narrado por un hombre que habla sobre qué es la amistad. Una de las conclusiones que puedo sacar de ese pequeño ensayo es la idea de que al final del día, las relaciones que hacemos son para hacer más llevadera nuestra existencia. Y estas relaciones no deben ser necesariamente físicas, también puede ser con un objeto o sensación.

Y esto parece ser el tipo de relación que Vanessa Zamora tiene con sus seguidores. Y que es mutua. Una relación en la cual ambos se complementan. Y esto nos da un vistazo más profundo de quién es Vanessa Zamora. Una artista que tiene aires de ambición a ser algo mayor artísticamente, pero sin dejar atrás sus raíces humildes que son no olvidar a su público y a todos aquellos que la formaron. Las malas amistades, las buenas amistades, su mejor amiga: su mamá, a su familia y toda la gente que la ha acompañado en este camino lleno de música.

Eduardo Lara

Vanessa Zamora @ Foro Indie Rocks!