TOPS: Sobre Cómo El Pop Puede Convertirse En Punk

Así fue la segunda visita de la banda canadiense a la Ciudad de México

Eduardo Lara @lalolarete

TOPS es una de esas bandas que escuchas por primera vez y que inmediatamente quieres aferrarte a ella y no soltarla. Quieres estar al pendiente de lo que hacen, y a la vez quieres que sean tu pequeño secreto que no quieres contarle a nadie. Y es que TOPS es una de las bandas que tienen un sonido muy personal, con canciones que hablan de sentimientos en específico que se sienten que están hechos a tu medida.

El pasado 9 de mayo la banda dio su segunda visita a la Ciudad de México, esta vez teniendo un escenario sólo para ellos: el de Galera.

Eduardo Lara @lalolarete

Presentándose ante un público que ansiaba su regreso, Galera fue el espacio perfecto para el concierto. El lugar no se sentía vacío ni sobre lleno, se sentía justo. La acústica del lugar permitió que se escucharan claramente todos los pequeños arreglos que tienen en sus canciones.

Iniciando con "Cutlass Cruiser", de su último disco Sugar at the Gate, dieron un breve recorrido por sus dos últimos álbumes. El público recibió bien canciones como "Petals", "Change of Heart", y "Way to be Loved", siendo ésta última la más coreada del concierto.

Pero tal vez lo más remarcable del concierto sea la armonía que se vivió adentro, la cual si juntamos con las letras de amor propio y sintetizadores que la banda canadiense tocaba, obtenemos tal vez la respuesta a los conflictos de nuestra vida diaria: necesitamos armonía y amor propio para sobrevivir a este mundo. Y es que en un planeta donde lo normal es que se te bombardeé diariamente con caos y destrucción, la armonía y paz interior es lo más punk que podemos hacer; TOPS es la banda punk que nuestros tiempos necesitan.

Eduardo Lara @lalolarete