Pensé que esto era un sueño: Maggie Rogers

Todo empezó por Vivaldi, pasó por Pharrell Williams y ahora con suerte terminará como una leyenda propia

Foto: Katia Temkin

Querida Maggie,

Fue el 25 de abril de 1994 en un pequeño poblado llamado Easton, en Maryland, Estados Unidos cuando viste la luz del mundo por primera vez y el mundo recibió un regalo que eventualmente iba a sanar almas. Durante toda tu infancia y adolescencia, seguramente nunca imaginaste lo peculiar que resultaría tu vida...

Siempre te has caracterizado por tu picardía y talento nato para hacer música, desde pequeña mostraste detalles peculiares, pues te volviste fanática de Vivaldi y gracias a eso, desde los 7 años aprendiste a tocar el arpa, posteriormente cuando empezaste a estudiar la secundaria, ya sabías tocar el piano, la guitarra y lo más importante de todo, te habías convertido en una escritora de letras fantástica.

Después de una vida estudiantil dedicada en gran parte a tu crecimiento musical, se te presentó una oportunidad invaluable para tu futuro, pues el mismísimo Pharrell Williams visitó tu escuela en 2016 para impartir una clase maestra y muy humildemente le presentaste "Alaska", una canción sencilla que (sigo sin creerlo...) escribiste en tan solo 15 minutos y él se conmovió tanto con esta pieza, que el video del momento se hizo viral y casi sin pedirlo, te convirtiste en una persona de interés para todos de un minuto a otro. Ese mismo año la canción fue lanzada dentro de tu EP llamado Now That The Light is Fading y la expectativa por escuchar más sobre ella empezó a crecer, me incluyo, obviamente.

En una entrevista escuché a una reportera preguntarte sobre qué sentías acerca de que Pharrell te haya hecho quien eres, lo cual me parece una real tontería, pero tú respondiste increíblemente diciendo: "con mi esfuerzo lo logré sola". Te aplaudo por eso.

Después de un trabajo arduo, este mismo año, 3 después del boom que internet generó después de dicho suceso, tu disco debut, Heard It In a Past Life fue lanzado y ahí es donde yo empecé realmente a sumergirme en lo que nos quieres comunicar a través de tu música.

Vi muchas de tus entrevistas, hice mucha investigación sobre tu vida y crecimiento, observé y analicé videos tuyos haciendo performance y cantando en vivo y ahora vengo a decirte que llegué a la conclusión de que esta década, ya casi a punto de finalizar nos regaló sin merecerlo a uno de los diamantes en bruto más invaluables para el mundo de la música y fui muy feliz al llegar a esa realización.

¿Te imaginas lo que es ser inseguro y no saber cómo seguir adelante? ¿Has tenido un momento difícil y no puedes olvidar a alguien previamente querido? ¿Necesitas un momento de tranquilidad después de un día pesado? ¿Te sientes fuera de sí y tu cuerpo, corazón y mente no funcionan en sincronía? No esperaba nada de ti, pero llegaste en un momento complicado a sanar todo eso y te lo agradezco infinitamente.

Dicho todo lo anterior, decidí buscar reseñas de los medios más importantes del mundo para tu disco, lamento decirte que, si no te habías dado cuenta aún, la gran mayoría en general, si bien no son negativas, sentirán decepción porque claramente esos periodistas buscaban hits del tamaño de "Alaska". Difiriendo un poco en este sentir, yo entiendo que el mercado se forma de cierta manera y exige ciertas cosas para funcionar correctamente, pero en ninguna reseña he encontrado un análisis real de las letras que escribes y no pretendo actuar como un experto y hacerlo, entiendo que la música puede o no gustar, pero aprovecho este espacio para decirte que me parece irresponsable no analizar de entrada a un cantautor precisamente por su mayor virtud: sus letras mismas.

Te quiero compartir los tres sentimientos que yo interpreto, más importantes en tu disco:

"Give a Little" - If I was who I was before then I'd be waiting at your door / In my mind I'm thinking of the place where no one knows me, no one knows you / There's a whole new world just waiting, baby. So much waiting just for me and you - Muchos hemos tenido esta manía de querer reparar relaciones irreparables, ya sea de amor o de amistad que empezaron con un ritmo emocionante y de pronto se volvió tan cotidiano y normal para ambos que cuando esa persona comienza a actuar distante, entonces al final mecánicamente queremos comunicarle la solución sencilla: ceder un poco para tratar de empezar de cero. La melodía y el sentimiento mismo me dan a entender que quedará en la decisión pura de esa persona aceptar o no, pero justamente es muy importante expresar ese sentir para lograr empezar ese proceso.

"Light On" - Would you believe me now if I told you I got caught up in a wave? / Oh, if you keep reaching out then I'll keep coming back / And if you leave the light on then I'll leave the light on - De nuevo la fragilidad emocional es retratada perfectamente en tu canción, pues en ocasiones hemos tenido a esa persona de la que sabemos que necesitamos alejarnos por salud mental, pero siempre se vuelve complicado, porque sin quererlo ambos siguen dejando una luz de esperanza que nunca se apaga y finalmente es el factor determinante en lo que ocurrirá eventualmente entre esos dos. Es como una historia con un posible final feliz y otro muy trágico.

"Fallingwater" - Hold on, I thought that I could take it from here / Now it's getting harder / I never loved you fully in the way I could / I never gave you everything, I wish I could - Levanten la mano aquellos que hayan sentido haber dado todo en una relación de amistad o amor y no fue correspondido de la forma en que esperaba. Si fuiste una de esas personas, esta canción se dedica a aventarnos cachetadas directas con mensajes que a veces nos damos cuenta en notar muy tarde en ese difícil proceso, pues si la otra persona significa mucho para ti y en cierta forma se clausura a tus sentimientos hacia ella, es muy claro que ese amor, cariño y aprecio que podemos entregar, jamás verá la luz en su capacidad más alta, por más que nosotros creamos que ya lo hemos demostrado, es como una capa invisible que nadie puede ver más que uno mismo, cegado por sus propios errores emocionales, lo cual resulta difícil, pero es algo que tenemos que saber y notar para poder cerrar ciclos.

Tienes 24 años de vida, me identifico con tu determinación, porque yo tengo un año más que tú y estoy en urgencia de inspiración y vaya que lo eres. Tienes todo un camino por delante y el mundo, tan lleno de música sin sentido y letras plásticas, debe agradecer por la existencia de tu talento que hasta el momento no ha hecho otra cosa mas que maravillas. Hoy en día me parece importante darle un lugar especial a los cantautores que a pesar de las facilidades y evoluciones de la industria musical, que a su vez ofrecen salidas fáciles, nos siguen entregando joyas como tú. Solo me queda recordarle a quienes leen esta carta, que este ganó el GRAMMY a mejor disco del año, justamente una cantautora a quien pronto escribiré, hablo de la tejana Kacey Musgraves, seguramente la admiras tanto como yo.

Mira, quiero compartirte el lineup de uno de los festivales más importantes del mundo:

Coachella 2019Goldenvoice

¿Lo ves? ¡Ahí estás y en un lugar increíblemente privilegiado! Ese festival ha sido criticado y aclamado en los últimos años, pero a mí me parece admirable que tu nombre aparezca ahí y seguramente nos estas preparando una sorpresa magnífica para tu performance en Indio, California, yo no haré otra cosa mas que disfrutarlo, ahí estaré escuchando ¡te lo mereces!

Si pudiese hacerte una petición, quisiera decirte que escribir tan crudo sobre tus sentimientos y exponerte a que todo el mundo los entienda y los experimente, es algo muy valiente, quiero que nunca dejes de hacerlo, porque voces como la tuya pueden tener el poder de sanar y salvar no solo sentimientos, sino también vidas. Lo tuyo es honesto y es admirable, no puedo esperar a lo que un segundo disco tuyo pueda ofrecer.

¡Gracias por todo, Maggie!