Entre El Bosque, Música, Y Buena Compañía: La Maravilla De RadioBosque

Fernando Omedé @fo.photog / Nylon Español

RadioBosque es tal vez una de las mejores sorpresas del año. Tiene todo lo que un buen festival de música debe tener: una cuidada selección musical, ambiente pasivo y armonioso, entre otros aspectos técnicos (solución de retraso de horarios, etc.); y además reinventa las dinámicas clásicas festivaleras creando una experiencia totalmente nueva que vale la pena vivir.

A primera vista el festival parece tener muchas puntos débiles, los cuales fueron cuestionados por el público: ¿sí van a tocar las bandas y actos confirmados?, ¿qué es eso de las instalaciones de arte?, ¿por qué tan lejos y tan complicado de llegar?

Fernando Omedé @fo.photog / Nylon Español

Todas las interrogantes se fueron respondiendo conforme la marcha del festival. Primero el lugar. Después de recorrer un trayecto de dos horas por carretera llegamos a Tepotzotlán, Estado de México, y nos vimos rodeados de una ligera y breve lluvia que cubría los altos árboles de la zona: en efecto estábamos en un bosque. Al entrar al recinto estuvimos inmersos en una cuenca en medio del bosque, donde en el centro había una antena de radio. Aquí ya se entendía el propósito de estar alejados de la ciudad por dos horas de distancia: estábamos aislados de cualquier distracción que no fuera la música o la compañía de quienes nos acompañaron.

Al ser 2 de noviembre el Día de Muertos no quedó atrás. Primero un pequeño altar, luego una gigantesca ofrenda ofrecida por Cerveza Victoria. La dualidad de la vida y la muerte estaba bien presente, sin faltarle el respeto a los difuntos que nos visitaban ese día.

El talento no sólo estaba en la música, ya que encontramos también una pequeña, pero muy consistente, variedad de comida para deleitarnos en el frío. Desde pizza de Cancino, hasta hamburguesas de Butcher & Sons.

Fernando Omedé @fo.photog / Nylon Español

Pero uno de los más fuertes highlights del festival fue la colaboración que tuvieron con Cocolab al instalar en medio del bosque un laberinto que consistía en sumergirse y perderse en la oscuridad del bosque sólo acompañado por luces colgadas de los árboles y siguiendo tu instinto al lado de una música ambient que te hacían sentir pequeño ante todo lo que vivías, una experiencia sublime.

Y para hablar de la selección musical todo el día estuvimos bailando para quitar el frío con música que iba desde lo synth-pop y dance, hasta techno, y un poco de rock alternativo. Una de las más grandes sorpresas fue Mr Twin Sister quienes un día antes sufrieron con la perdida de un amigo cercano a la banda, creando una presentación muy personal, llena de energía y catarsis.

Mr Twin SisterFernando Omedé @fo.photog / Nylon Español

Otros de los actos más remarcables fueron Hot Chip, Underworld, Lower Dens, DJ Windows 98, y Rhye.

Lo que hace tan especial a RadioBosque es que supo usar sus puntos más débiles (lluvia, lodo, y distancia del venue) para hacer unas fortalezas aún más fuertes que terminaron siendo su propia identidad: la experiencia de perderse en la naturaleza del bosque acompañado de tus personas preferidas.

A punto de que acabe el año, RadioBosque se lleva el reconocimiento a ser una de las mejores experiencias y festivales del año. Y sin duda esperamos que se quede con nosotros por un buen rato.

Fernando Omedé @fo.photog / Nylon Español

Hot Chip