El Festival Con El Mejor Venue Del Momento: Treasure Island Music Fest

Sus vistas atraen a un público similar que el de un headliner

@estebandelarco

Este año por fin se nos cumplió ir a uno de los festivales que más nos emocionaba conocer: Treasure Island Music Festival. Y honestamente, superó nuestras expectativas.

Con un lineup bastante diferente a los que comúnmente se repiten sin parar a lo largo del año, y con el mejor venue de la actualidad, la bahía californiana nos dio otra razón para seguir visitando uno de los destinos turísticos más concurridos del mundo.

TIMF nació en el 2007, y desde entonces se ha encargado de proponer actos eclécticos que pocas veces se presentan en festivales, algunos de nuestros favoritos han sido: Sigur Rós, FKA Twigs, OUTKAST, Atoms for Peace, Gossip y Jungle. Claro que no dejan atrás a los artistas más solicitados del momento, como es el caso de A$AP ROCKY y Silk City -el dúo conformado por Mark Ronson y Diplo- cuyo último sencillo "Electricity" al lado de Dua Lipa ha causado furor en las listas de popularidad en tiempo record.

Durante años Treasure Island tuvo como locación la isla que lleva el mismo nombre ubicada en la bahía que divide San Francisco y Oakland, y tras un año de descanso, el 2018 fue la primera edición que se llevó a cabo en tierra firme, del lado de esta última ciudad. Y en contra de todos los pronósticos, el festival sigue atrayendo a cada vez más asistentes y las vistas se mantienen inmejorables. Simplemente con mencionar que los atardeceres atraen a un público similar que un headliner, pues se convierten en un verdadero espectáculo.

Por si fuera poco, la vibra relajada del west coast se respira en cada rincón, pues en un ambiente de nulas pretensiones, conviven todo tipo de ideologías, profesiones y mentalidades. Uno de nuestros spots favoritos fueron los workshops, en donde por una donación meramente significativa, podías hacer tu propio accesorio de piel desde cero, adornar tu outfit con flores, personalizar artículos de mezclilla y crear tus propios pines. También habían stands con artistas de diferentes partes del país que ofrecían desde joyería hecha a mano hasta ropa vintage cuidadosamente seleccionada.

En cuanto al lineup, el sábado nos sorprendió el show de Hiatus Kaiyote, un cuarteto australiano que pasó a la historia al ser el primer grupo oriundo de la isla en ser nominado al Grammy en la categoría de "Best R&B; Performance". Con una yuxtaposición de sonidos acústicos y electrónicos, hacen honor al soul, experimentando con nuevos sonidos que logran mantener la esencia musical que más los caracteriza.

Más tarde, la fashionista Santigold salió al escenario, con cabello eléctrico y un outfit que combinaba a la perfección, a tocar sus ya conocidos éxitos "L.E.S. Artistes", "Master of the Make-Believe" y "Can´t get enough of myself", entre otros. Y para el deleite de los que ya estaban más que prendidos en la pista de baile, salió el dueto Silk City a hacer increíbles mezclas en vivo y tocar algunos de sus singles más populares, y es que no se podía esperar menos de dos de los productores/DJ's más talentosos de los últimos años.

Cerrando con broche de oro, aunque un poco tarde, A$AP ROCKY llevó al límite al público que se congregó en el Middle Harbor Shoreline Park. Con un escenario espectacular y mucha pirotecnia, tocó más que nada música de su nuevo disco "Testing", incluyendo “Praise the Lord (Da Shine)" acompañada de un saxofonista. Varias veces durante su actuación, detuvo la canción para comenzar de nuevo, dirigiéndose a la audiencia al decir que "No vine hasta San Francisco para darles menos de lo que se merecen, los aprecio demasiado como para eso".

Aunque si tuviéramos que elegir a un favorito, definitivamente sería Moses Sumney. Con una melodiosa, poderosa y entrenada voz, no sólo mezcla diferentes géneros como el soul, R&B; y blues, sino que es un improvisador nato, que durante todas sus actuaciones, se deja llevar y muestra diferentes facetas de su música. También se apoya en la tecnología y utiliza diferentes accesorios que, honestamente, hacen que no necesite de casi nadie más para sonar increíble. Elogiado y a veces criticado, vale la pena que los escuches para juzgar por ti mismo.

El domingo fue un día igual de intenso, en donde la australiana Courtney Barnett se mostró como digna representante del rock, pues la ausencia del género fue bastante comentada. Con canciones que se desprenden de su nuevo álbum "Tell me how you really feel", tocó fibras sensibles con sus letras y nos hizo vibrar con su energía. Por otro lado Jungle, logró hacer en vivo lo que pocos logran, que es sonar exactamente igual o hasta mejor que en sus LP's. Sus voces, coros y melodías estaban en perfecta sincronía y el acompañamiento igual de deslumbrante. Además sus outfits nos encantaron, ponchos y botines vaqueros combinados con estampados a cuadros estilo 90's.

Otro de nuestros favoritos fueron Lord Huron, quienes llegaron cargados de un sonido de rock setentero con toques de folk que evocan y apremian a la naturaleza. Tocaron éxitos de su nuevo disco "Vide Noir" y también algunos hits ya conocidos como el multi-platino "The Night We Met".

Finalmente comenzó el turno de un clásico: Tame Impala. La banda de rock-psicodélico que se hiciera famosa años atrás, presentó "Currents", una compilación que en palabras de sus creadores es "un soundtrack al turbulento fluir de la vida". Un cierre de festival lleno de confeti, luces de colores y humo que sólo nos dejaron con unas ganas inmensas de volver año con año y seguir el rumbo de TREASURE ISLAND MUSIC FESTIVAL.

¡Nos vemos en 2019 en la bahía!

#TIMFxNylonEsp