Nrmal 2018: Un Año De Sorpresas

Otro año y otro Nrmal que cada vez se arriesga más.

Fotos: Óscar Morales @photooscar_

El Festival Nrmal ya es un obligado año con año. Nos volvieron a recordar que lo debemos visitar al menos una vez en nuestra vida festivalera; pero este año se reinventaron y el pasado 3 de marzo el Deportivo Lomas Altas fue su laboratorio para experimentar nuevas experiencias.

Desde la entrada del festival se notaba que este año era muy diferente a las ediciones pasadas. Notabas que la entrada era ordenada y por un camino indicado, no como los años pasados. Esto hizo sin duda que el acceso fuera más sencillo y ordenado. Dentro del festival también se sentía diferente, el terreno se veía un poco más vacío pero más ordenado: el stand de mercancía oficial, manejado por La Roma Records, ya era una carpa extensa donde encontrabas playeras, discos, estampas y todo tipo de curiosidades de tus bandas favoritas. También había un pequeño puestito de ropa hecha por diseñadores locales.

Había algunas que otras activaciones de Nike y DNA MAG y los dos grandes escenarios principales. Al lado estaba ya el clásico escenario Tent, que es un escenario cerrado donde usualmente se presentan los actos de Electrónica o de Rap y/o Urbano.

Durante el día la música que sonaba era algo que esperarías del Nrmal. Un poco de Electrónica Industrial con Pelada en la Tent, música Disco con toques tropicales por parte de Ethics; el Shoegaze y Dream Pop por el que ha apostado el Nrmal con Miss Garrison, y luego vinieron Los Gaiteros de San Jacinto con su show llamado "Dub de Gaita" ha volarnos la cabeza a todos. Los Gaiteros de San Jacinto son un grupo de Cumbia y Chicha de Colombia que vinieron a presentarnos un show de Cumbia Psicodélica con toques de batería eléctricas y sonidos más actuales. Fue un momento donde todos los asistentes bailaron y se comportaron como uno solo.

Luego vinieron los actos principales, iniciando con Felix Kubin: un alemán que junta lo mejor de Kraftwerk con un poco de Punk. Luego vinieron los chicos de of Montreal que pusieron a bailar a todos con sus ritmos Disco. Mac DeMarco fue el acto con mayor audiencia e hizo cantar a gran parte del deportivo. Sleep sacó nuestros metaleros internos y se armaron los slams y brincos. Con Cornelius tuvimos un viaje musical y audiovisual, uno de los mejores actos de toda la historia del festival. Y con Explosions in the Sky todos tuvimos un viaje a través de guitarrazos y golpes de batería potentes.

Algo que te cautivaba el Nrmal desde el inicio era su intimidad entre artistas y público que hacía que el festival no se sintiera como festival de música, era único. Este año, con la adición de artistas más mainstream hizo que esa intimidad se perdiera un poco y hasta se sintiera sobre lleno el recinto. Sin duda si el Nrmal piensa seguir expandiéndose en talento también debería considerar expandirse en espacio o lugares para volver a recuperar esa sensación de tranquilidad que tenía el festival.

Sin embargo, el Nrmal sigue siendo la plataforma definitiva para artistas emergentes o de culto. No debemos perder de vista a Ethics o a Miss Garrison, y debemos agradecer que pudieron traer a Sleep y por primera vez a Mac DeMarco a la CDMX. Estoy seguro que la siguiente edición del Nrmal seguirá trayendo sorpresas nuevas y, con suerte, a nombres más reconocidos, y debemos celebrar ello. Porque el Nrmal sigue siendo un salto de fe que vale la pena tomar.

Óscar Morales @photooscar_