Jackie Cruz tomó la decisión de convertirse en actriz desde temprana edad y no se ha detenido

« Tenemos muchas historias que contar. Se necesita mejor documentación y representación de latinas en la televisión.»


Fotografía por Magdalena Niziol
Asistente de fotografía: Melina Travers
Maquillaje: Maria Ortega usando MAC Cosmetics
Cabello: Andrita Renee y Kevin Murphy
Manicure: Elizabeth Garcia usando Morgan Taylor styling por Karolina Borchert-Hunter
Fondo por The Pulp Girls
Locación the IMAGE Gallery, Brooklyn
Asistente de producción: Taryn Kelley


Es un hecho, Hollywood tiene muy poca representación de mujeres latinas en programas y cine. Frente a la cámara se carece de representación, al igual que la diversidad dentro de la producción, escritores y guionistas. Según un estudio de la Universidad del Sur de California, entre 2014 y 2015 los latinos representaron menos del 6% de personajes en televisión y cine. Jackie Cruz pide un cambio ante la falta de representación latina en Hollywood.

Jackie Cruz destacó por su participación en la serie Orange Is The New Black de Netflix. El programa con éxito mundial cuenta con un reparto diverso. Jackie interpreta La Flaca, una reclusa latina obsesionada con la música The Smiths y delineador negro.

Nacida en Nueva York, con raíces arraigadas en la República Dominicana, Jackie es una artista, cantante y activista dedicada a su carrera e ideales. Ha marcado su propio camino a través de una identidad genuina y talento exorbitante.

Hablamos con ella.

¿Cuál fue un momento en tu carrera que significó un reto?

Definitivamente después de mi accidente automovilístico.  No me reconocía, no me sentía como yo misma, me quería dar por vencida. Gracias a Dios tuve el apoyo de mi madre y me pidió seguir luchando y aún más para así ser inspiración para otros. En su momento no entendía porque me sucedía esto, ni porque sobreviví, no entendía muchas cosas. Sin embargo, estoy muy agradecida con la gente que ha permanecido a mi lado, me ha apoyado y creído en mi; ésa es la misma gente que me dicen que hay un motivo por el que sigo aquí. Definitivamente creo que esa fue una experiencia abrumadora.

¿Cuál es tu constante motivación y energía?

Todos los mentores en mi vida, todas mis tías, mi mamá motivándome y creyendo en mi. Es muy importante tener gente así a tu alrededor. Quiero hacer orgullosa a mi mamá. Quiero ser un ejemplo para mi hermana de nueve años, y quiero que entienda que a lo que me dedico no es fácil pero también quiero que vea mi lucha por si un día ella quiera hacerlo entonces lo entienda. Ella me motiva a seguir intentando y haciendo más. Estoy muy agradecida por mi familia.

¿Recuerdas el momento que decidiste en convertirte en actriz? ¡Claro! Tenía 6 años de edad y había visto la película El Guardaespaldas en la República Dominicana, estaba doblada a español, pero Whitney era quien cantaba. Nadie podía cantar como ella, su voz era encantadora. En camino a nuestra casa en la República Dominicana, le dije a mi mamá, mientras cargaba a mi prima, creo que yo quiero ser actriz y cantante. Fui muy afortunada de haber elegido mi carrera a tan temprana edad. Al crecer perdemos fe en nosotros mismos y estamos inseguros de hacer las cosas, pero honestamente yo tomé la decisión a los seis años de edad, y no me he detenido desde ese entonces. También mi madre tuvo mucho que ver con eso, me inscribió a muchas clases de actuación, al igual que clases de canto. Me ayudó con todo los pormenores y puedo decir que desde siempre he sentido la pasión por esto. Aquí estoy viviendo mi sueño.


 Vestido: Escada, Chamarra: Elle Sasson, tenis: Chiara Ferragni Collection, joyería:Scosha, anillo: Slight Jewelry 

 Jumpsuit :Tibi, calzado: Chiara Ferragni Collection, joyería: Kara Ross 

 

¿Cómo eliges los roles cuando decides un proyecto?

Honestamente, sólo quiero elegir las historias que me hacen sentir, puede ser desde un sentimiento feliz hasta uno triste. Quiero hacer historias que la gente no conoce pero de las cuales se necesitan hablar. Tampoco se trata de los personajes que no decido hacer, aún no estoy en esa categoría, debo hacer audiciones. Me gusta ir a castings para personajes que hagan un cambio y que te hagan sentir. Tiene que ser algo verdadero, muy real.

Eres un icono latino en Estados Unidos y de inspiración para muchas mujeres, ¿pero quién fue la tuya?

Selena Quintanilla. Supe de ella cuando yo tan solo era una niña. Vi su último concierto en casa de mi abuela en la República Dominica, yo estaba sorprendida con ella,  pues vivía en Estados Unidos, hablaba inglés al igual que yo y era Latina, y estaba llegando muy lejos. Eso me mostró que sí hay posibilidad, de ¡hecho la traigo en el diseño de mis uñas! Su familia me invitó a la develación de su estatua de cera en Madame Tussauds. Es un gran honor y estoy emocionada. Debo decir que es la única mujer con la que al crecer me identifiqué, no había visto mujeres como yo en la televisión. Selena, tú eres mi héroe.

¿Cuál es la responsabilidad que sientes al interpretar una actriz latina en Orange Is The New Black?

Honestamente, te digo, antes de haber hecho este programa, yo hubiera fácilmente juzgado a una persona por estar en la cárcel. Hubiera pensado que quizá es una mala persona o que había cometido una grave decisión. La verdad es que hay gente mala en el mundo y no todas están en la cárcel. He aprendido que la gente comete errores, podrías estar en el lugar equivocado en la hora equivocada, también una persona inocente cometiendo algo ilegal sin saber que éste es un crimen. Trabajo con la Women’s Prison Association ­– Asociación de Mujeres Presas– y he escuchado sus historias y he pensado que al igual que ellas yo pude haber cometido un error, así que no juzgo a personas en la cárcel. Nadie es perfecto. La gente comete errores. Algunos son detenidos otros no y esa es la realidad. Hay mujeres latinas en prisión, hay todo tipo de mujeres. Orange Is The New Black te muestra que somos humanos y cometemos errores. He aprendido mucho de Orange y siento que me ha hecho mejor persona.


 Vestido: Marimekko, calzado: Chiara Ferragni Collection,collar y brazalete: Haze Collection, anillos: Scosha


Conjunto: Escada, calzado: Sophia Webster; aretes: Tuleste, anillo: Kara Ross

 

¿Qué compartes con La Flaca?

Ama la música, yo amo la música; tenemos eso en común. Yo creo que La Flaca es más cool que yo. Yo no crecí escuchando la música ochentera que ella pero ahora que la interpreto sí la escucho más. He aprendido mucho de The Smiths, y desearía ser un poco más como ella, porque dice lo que está en su mente. Soy más penosa que ella, así que me divierte ser La Flaca. Pero sí, me encantaría tener esa onda que ella tiene.

¿Cuál es el rol de las mujeres latinas en la televisión?

Hollywood tiene mucho trabajo por hacer. No todas somos sirvientas o estamos en la cárcel.  Somos doctoras. Mi madres es una doctora. Mi tía es nutrióloga y doctora, y dueña de varios gimnasios. Me criaron 6 mujeres que me enseñaron que podía ser todo lo que yo quisiera ser. Así que yo creo que no se está retratando de la manera que se debería. Hay muchísimas historias que contar, hay mucho héroes latinos de los cuales necesitamos hablar más, como las Hermanas Mirabal, quienes son héroes en mi país, la República Dominicana. También me encantaría interpretar a Minerva Mirabal, lo hizo Salma Hayek, yo también lo puedo hacer. Ese es un sueño. Tenemos muchas historias que contar. Se necesita mejor documentación y representación de latinas en la televisión. Tenemos Jane The Virgin, que es buenísima y Orange Is the New Black, como dije, mostramos el lado humano de un reclusos, así que la gente se identifica. Necesitamos más programas como estos.


 

Jumpsuit: Maryam Nassir Zaden; chamarra: Suzanne Rae, calzado: Sophia Webster, collar: Haze Collection, anillos: Kara Ross & Scosha

 

 

¿Qué aprendes al ser parte de un elenco premiado y diverso como lo es en Orange Is The New Black?

Yo creo que trabajo con la personas más bellas y talentosas del mundo. Se nos dio el personaje no por como nos vemos, sino por nuestro talento, y necesitamos más de eso en Hollywood. Me siento muy afortunada de ser parte de este reparto y trabajar con ellos. Ni puedo creer que hay 7, 8 hasta 9 latinas por episodio. Hay todo tipo de mujeres en el programa, y reitero se necesitan más de estos programas. Trabajo con un reparto de calibre de excelencia, así que yo también tengo que mostrar mi talento y trabajo, en cada momento en cada escena. Trabajo con Laura Prepon y Kate Mulgrew, siento que estoy a su nivel y debo permanecer ahí. Siento que como actriz también he aprendido mucho. Esta fue una gran oportunidad y me permitió tomarla y crecer. Está en Netflix, es mundial y no hay programas como este con exposición global. Sigo sin creerlo, llegar a Argentina y tener niños que aman el programa. Es una locura. Es un gran honor. Así que cuando me preguntas, qué he aprendido: lo aprendí todo.