Porque claro, ser un personaje de Game Of Thrones es un dumb way to die...