Neón y electro: Sólo por una noche, Los Ángeles revivió los martes de Dim Mak, con Steve Aoki, Cobrasnake y más

Una noche de Crookers, Bloody Beetroots, Boys Noize, Fake Blood, Digitialism y todos los clásicos de Bloghaus

El verano de 2006 cambió la escena de Los Ángeles para siempre. Empezó un movimiento y una identidad que acaparó la atención de todo el mundo. Uno de los acontecimientos monumentales de Los Ángeles inició en 6356 Hollywood Blvd, mejor conocido como Cinespace: Dim Mak Tuesdays. El sello discográfico del legendario Steve Aoki organizaba fiestas semanales en un rincón del famoso bulevar de Hollywood; ahí se congregaban personas con lo que parecía vestimenta obligatoria: atuendos de American Apparel en color neón, lentes wayferer de Ray-Ban, y la mejor pose para la cámara de Mark Hunter mejor conocido como Cobrasnake. El electro había cambiado el mundo y se había convertido en más que música, sino en la identidad de una generación. Los DJs eran las nuevas estrellas de rock.

  

 

A pesar de la malísima calidad de grabación, YouTube reunía videos de las fiestas, y desde ahí se revivían momentos. Uno de los documentos más importantes: un mini-documental de la fiesta de Halloween 2006 de Check Yo Ponytail de Franki Chan. La fiesta tuvo a MSTRKRFT en las tornas, y por primera vez en Estados Unidos, la presentación del dúo francés, bajo la tutela de Busy P: Justice. Entre histeria colectiva y gritos, la fiesta había abarrotado entradas. Esa noche empezó la carrera de Justice. Y “D.A.N.C.E” se convirtió en el himno del electro.

 

 

 

 

Tal como el poder del párroco, Steve Aoki, cada semana, congregaba de manera religiosa y cuya prescripción litúrgica era bailar la música de Digitalism, Crookers y Boys Noize. Cinespace se había convertido en un templo. Cada martes, desfilaban invitados como Katy Perry, Lindsay Lohan, MIA, Kesha, Lady Gaga, Kanye West, Cory Kennedy entre más.

Fue en un martes de Dim Mak cuando Kanye West conoce a SoMe. Aquí el encuentro:

 

 

La fiesta se agrandó. En comparación, los martes de Dim Mak en Cinespace tenían un aforo limitado, pero DANCE había llevado la música a las masas, las fiestas de DANCE de las más reconocidas de la ciudad de Los Ángeles, con más de mil personas en sus fiestas semanales. Nació el Bloghaus, se refería a un colectivo de DJs cuya música se dio a conocer en blogs, una ola de DJs: desde Paparazzi, hasta Le Castle Vania, y Acid Girls. En la fiesta de DANCE, los asistentes popularizaron los pasos por Yelle en “A Cause Des Garcons”. El remix de A-Trak de “Oh” de Boys Noize era un testimonio de la época dorada de la música electro. Los pasos del tecktonik reinaban en las pistas. Hipster Runoff era de los blogs más leídos. Los Ángeles se había convertido en el patio de Ed Banger Records.

 

 

 

 

Mr. Oizo en Cinespace en 2008.

 

 

 

Brodinski en DANCE en 2008

 

 

Y a kilómetros de Los Ángeles, el electro viajaba de las perillas de los CDJs a clubs alrededor de México como Club Neón en Tijuana a Hardpop en Juárez. Electro, una mezcla de electrónica con synth-pop, y efectos de guitarras distorsionadas, había viajado fuera de Los Ángeles.

 

Digitalism en Tijuana, 2008

 

 

 

La energía en efecto, no se destruye, se transforma. Sucede con todo, el momento de euforia fue efímero. La música electro había viajado más allá de su publico y llegó al mainstrean. LMFAO con “Park Rock Anthem” había llevado el sonido y baile a mil doscientos millones de vistas en YouTube.

Ese rincón de Hollywood había terminado sus fiestas semanales. Y el movimiento había mutado. Pero, en 2016, 10 años después de su inicio, Steve Aoki, por una noche revivió la legendaria fiesta en Los Ángeles. Y para hacerlo de manera autentica, uno de los DJs invitados de la noche: Bloody Beetroots. Y el fotógrafo de la noche, claro, Cobrasnake.

 

Aquí las fotos: