Aquí hay una lista de películas que después de ver te harán disfrutar más a tu no-tan-disfuncional familia.

Podría ser peor, pero seguro este año trae algo mejor. 

We Need to Talk About Kevin (2011, Lynne Ramsay) En la cabeza de Eva los sucesos están repitiéndose todo el tiempo. Siempre estuvo atrapada en su propia vida, en las fantasías de lo que pudo haber sido y en los recuerdos de la tragedia que fue. En fragmentos nos va contando sobre ella, sobre su familia y sobre la enfermiza y dolorosa relación que se generó entra ella y Kevin, su hijo, que mientras fue creciendo dejó claro que todas sus acciones estaban enfocadas a lastimar a Eva tan profundo como pudiera, incluyendo su acto final y despedida. Tilda Swinton siempre es un monstruo en la pantalla, verla en un papel así de fuerte, metida en una situación tan complicada y acompañada por la gran actuación de Ezra Miller, es lo que te hace soportar este dolorosísimo drama sobre la culpa, el dolor y la familia.