BRAINA LAVIENA: El nuevo camino de la moda

Fotografía por Louis Rodiger
Coordinación y estilismo por Gerardo Carrillo
Maquillaje por Karina Fonti ​para Cinema Secrets
Modelo: Braina Laviena ​para Ford Models
Producción: The Well, Los Angeles, CA
Entrevista y letras por Gerardo Carrillo

¿En qué parte de Puerto Rico naciste y cuál es el recuerdo más bello que tienes de tu ciudad?

Yo nací en Humacao, Puerto Rico. Mi mamá es de ahí y fue donde se conocieron mis padres. Pero tan pronto nací, nos mudaron a Caguas, ese es mi pueblo. Uno de mis recuerdos favoritos de mi niñez, los domingos íbamos a la iglesia que está en la plaza en el centro del pueblo y después de la misa mi mamá y yo comprábamos ‘granos’ de un carrito en la esquina; es una fritura de arroz con queso en el centro. ¡Son tan ricos, me hacen falta increíble! A pesar de que el pueblo es un valle, vivimos en el mismo borde, así que a un lado tenemos montañas. Cuando éramos chiquitas, mi hermana y yo nos escapábamos en varias ocasiones por el parque a una montaña donde se podían ver vacas y toros más o menos cerca, es de mis memorias favoritas.
Lamentablemente, años más tarde aplanaron la montaña para construcción.

¿Cómo describes tu experiencia de mudarte a Los Ángeles?

Fue extraño porque, al principio, no se me hizo tan diferente a Puerto Rico. Entonces de momento me di cuenta de todas las oportunidades y lo accesible de éstas, cosa que en Puerto Rico ni habría soñado que podía hacer. Por ejemplo, conocer a Kanye West fue algo tan surreal, el hecho de que lo conocí por un amigo que estaba trabajando con él y casualmente me invitó a trabajar con él; fue ahí que me di cuenta de que esta ciudad está llena de oportunidades grandísimas y nunca sabes quién conoces que te puede ayudar a llegar a tus sueños. ¡Siempre tienes que estar preparado para lo que sea!

¿Cómo ha sido tu interacción, como latina, con otros modelos o equipos de producción?
La gente siempre me pregunta de donde soy, casi nunca se imaginan que soy puertorriqueña porque no tengo casi acento. Casi siempre, diría un 98% de las veces me preguntan que cuando me mudé de New York. Pero es divertido en la industria de la moda, porque los equipos, tienden a ser una mezcla de culturas, es buenísimo porque siempre se aprende algo y es interesante ver lo diferente que son, como chocan o mezclan las culturas y tradiciones.

Cuando llegaste al set y nos preguntaste si hablábamos español, a lo cual afirmamos, ¿como te sentiste al respecto?
Obviamente siempre es más relax hablar en tu idioma. Aunque soy bilingüe desde joven y casualmente hablo más ‘spanglish’ que español, se me hace riquísimo poder hablar en español ya que acá no tengo mucha gente con quien hablar y siento que pierdo fluidez y vocabulario, así que cuando tengo la oportunidad, ¡no la desperdicio! He leído artículos donde dicen que las personas bilingües, de forma inconsciente, cambian su personalidad cuando cambian el lenguaje que hablan . ¡A mi me parece que es muy cierto! En español, siento que tengo más personalidad, más profundidad y hasta mejor sentido de humor. El español es una lengua tan compleja y rica en la que se pueden expresar emociones que en inglés son mucho más difíciles expresar. Si noto que alguien no le es tan natural el inglés y nos podemos comunicar mejor en español sería un poco tonto no hablar español. Se me ha hecho más común trabajar con modelos latinos.

Eres fotógrafa en formato análogo y polaroid. ¿De dónde se origina éste gusto?
Siempre me han gustado las artes. Cuando niña mi papá trabajaba como videógrafo en formato VHS y mamá tenía una tienda de arts & crafts donde yo ayudaba después de clases; así que crecí con amor a imágenes y haciendo manualidades. Siempre me ha gustado crear cosas tangibles. Las fotos se hacen digital y se pierden en la computadora, pero revelar y tener negativos en tus manos e imprimirlos, es un proceso que te envuelve y eso me encanta. Tengo la suerte de tener una hermana mayor que también le encanta el arte, la fotografía, la pintura; y gracias a ella pude aprender mucho sobre arte. Siempre recuerdo que gracias a ella vi una de mis películas favoritas, La naranja mecánica, cuando tenía quizá unos 12 o 13 años de edad y de ahí empezó mi amor por el cine. Warhol fue uno de los primeros artistas que aprendí y estaba tan obsesionada con él que hasta tuve unos hámsters llamados Warhol y Malanga. Otra gran influencia en cuanto a las polaroids es Antonio López, quien de hecho también es puertorriqueño, y Helmut Newton. También me atraen los artistas que no se limitan a un solo medio. Y fotógrafos que considero influencias son Mapplethorpe, Diane Arbus, Juerguen Teller, Nan Goldin, Cass Bird, Inez and Vinoodh, entre muchos otros. 

¿Qué te inspira como artista, como modelo y como persona?
¡Muchísimas cosas! Veo muchos filmes, trato de leer y de estar presente y observar todo. Como persona uno absorbe todo lo que nos rodea, creo que como artista o creativo la diferencia es que aprendemos a usar todo eso que absorbemos. Se puede crear toda una idea para una foto, de una línea en una canción o de una arruga en un papel. También tomo mucha inspiración de pinturas clásicas y la emoción que transmiten. Soy muy fan de texturas en cualquier superficie y materiales para pintar o construir. La curiosidad siempre me gana y me gusta tocar todo. En un nivel personal igual me inspira el arte y la gente que me rodea, es importante rodearme de personas con buenas intenciones, de las que pueda aprender y a quien también pueda enseñar o discutir ideas con ellos. Me parece que lo más importante ya sea a nivel personal o profesional es estar consciente de que uno no sabe todo y que siempre se puede aprender de otros.

Me comentaste que Ella Weisskamp, fue quien te introdujo con tu agente. ¿Ya habías modelado antes?

¡Amo a Ella! Es tan dulce y tan linda como persona, estoy súper agradecida que me presentó a mi agente. Yo empecé a modelar en Puerto Rico cuando comencé la universidad. Antes de eso bailaba, pero con la universidad y un trabajo part timetomaba mucho tiempo y el modelaje siempre me había interesado, así que decidí intentarlo. En Puerto Rico empecé en la agencia Element y mi agente Ann la Place, quien era también una modelo que admiraba muchísimo desde niña, se convirtió en una segunda madre para mi. Aprendí muchísimo de ella; tanto como modelo y como persona. Crecer como persona, también te hace ser mejor modelo o lo que sea que hagas; esa es una de las cosas más importantes que aprendí de ella.

Tu carrera como modelo ha estado marcada por dos parteaguas: las
presentaciones de Yeezy, y la campaña #ImPerfect de Esprit . ¿Para qué otras marcas o diseñadores te gustaría trabajar?
He tenido la suerte de trabajar con equipos buenísimos que me han hecho sentir como familia y estoy súper agradecida de haber tenido esas oportunidades. ¡El equipo de NYLON Español fue un amor! Trabajaría con ustedes de nuevo, sin pensarlo. ¡Hay tanta gente con quien me encantaría trabajar! Gucci, Prada, Dior, Chloé, Acne Studios, Louis Vuitton, en fin, ¡todos!

¿Consideras que actualmente los medios editoriales están conscientes de cómo se han ampliado los cánones de belleza y las percepciones sobre los modelos?
En el mundo de la moda definitivamente se está avanzando con decir la verdad de eventos y no fabricar noticias, en vez de crear ideales inalcanzables, se ve más y más gente real, que tienen talento de sobra y se ve un reflejo de nuestra sociedad y nuestra generación. Nos gusta lo crudo y real, no tanto el escapismo a fantasías lejanas. Las casas de moda y revistas se han dado cuenta que los productos venden mejor, los consumidores forman una conexión más fuerte y leal, usando gente más real y más variada en sus campañas. Aún así, definitivamente todavía nos falta camino a recorrer en cuanto a ser inclusivos en todos los respectos; razas, tallas, géneros, identidad, etc. 

Hace unos años era impensable que una modelo que no midiera 1.80mt ni iniciara su carrera a los 13 años podría tener una oportunidad en el medio. ¿Cómo te sientes siendo parte de esta revolución de perspectiva?
¡Me encanta el cambio! Antes de que yo comenzara a modelar como tal, tuve oportunidad de mudarme a Los Angeles a los 15 años más o menos, y mis padres me lo prohibieron, me dijeron: “Termina la escuela, vas a la universidad y después puedes hacer lo que quieras”. En el momento estaba frustrada y furiosa con ellos por la decisión pero ahora se los agradezco inmensamente. No sería para nada quien soy hoy si no hubiera tenido esas experiencias de universidad y trabajo en Puerto Rico; y tampoco hubiera tenido las oportunidades que he tenido aquí. La industria se está dando cuenta que es más interesante trabajar con personas que tengan algo que decir, que puedan tener conversaciones de temas diversos, que tengan experiencias que contar y se envuelvan en otros campos. También las chicas más bajitas sabemos que tenemos que dar 200% para ser consideradas, así que terminas con talentos que han trabajado y pulido tus destrezas.

 

Chamarra de APPAREL K​, gafas de sol de SUPER BY RETRO SUPER FUTURE​

 

 

 Sudadera CHANEL VINTAGE​, leggings de APPAREL K​, tenis de MIU MIU VINTAGE​

 

 

 

 

Chamarra de REPRESENT ​(disponible en The Well), gafas de sol de SUPER BY RETRO SUPER FUTURE​

 

Sudadera de pelo sintético de APPAREL K,​ collar/ monóculo y pantalones deportivos de THE WELL X FUTURE EYES​ 

 

 

Chamarra de REPRESENT​(disponible en The Well), pantalones de THE WELL​y botas de RICK OWENS X ADIDAS