Y tú ¿Cómo cuidas de la piel más fina de tu cara?

Existen muchas razones para cuidar del contorno de ojos con especial atención, primero que nada es la piel más delgada que tenemos (aproximadamente 10 veces más fina que el resto), después la decoloración (ojeras verdes, azules moradas, rojas) algo con lo que la mayoría sufrimos. Esto es debe a que su micro-circulación sanguínea es más lenta, por lo que los defectos se acentúan y con el paso del tiempo se agravan. Es por eso que es súper importante siempre cuidar e hidratar constantemente la zona.

Una de las rutinas que más hidratación provee y que nos ha gustado más es la de aplicar primero un tónico a todo el rostro, seguido de una esencia (similar pero un poco más densa) para pasar después a la aplicación de un suero, posteriormente viene el momento de la crema. Este último paso es uno de los debates del cuidado de la piel que más levantan polémica. Hay quien dice que el suero es lo más importante, por lo que es mejor invertir en uno bueno, mientras que otr@s dicen que el producto clave es la crema, porrillo que conviene convertirla en la protagonista. Nosotros creemos que finalmente tod@s tenemos pieles diferentes y cada quien sabe lo que le funciona mejor, así que si ya tienes un favorito no lo cambies y conviértelo en tu must. 

Uno de los nuestros es la crema Lullage WhiteXpert para contorno de ojos. Gracias a su acción global, disminuye las ojeras y reduce las bolsas, atenúa las arrugas y crea un efecto lifting en el párpado superior. Además quita manchas obscuras y protege contra la contaminación y los rayos UV. Literalmente en pocos días de uso hemos notado una diferencia, lo que si debes de cuidar (siempre y con cualquier crema de ojos) es no aplicar de más, pues tampoco es bueno ya que pueden aparecer pequeños puntitos blancos, que se quitarán si descontinúas o reduces su uso. Por lo que aplica sólo la cantidad suficiente para mantener tu contorno de ojos hidratado todo el día. 

Nos gusta porque funciona como una crema y tiene tantos beneficios como, o hasta más, que algunos sueros. Tiene una textura súper hidratante (no gel) y rica que te darán ganas de aplicarla en todo el rostro (mantente a dos aplicaciones por día) También sirve para otras zonas en donde tengas pequeñas arrugas o manchitas. 

También puedes aplicarla antes del maquillaje sin miedo a que se corra o se caiga. Procura aplicarla al menos 30 minutos antes del maquillaje para darle tiempo a que se absorba. ¡Un must de la temporada de frio!